viernes, 4 de abril de 2008

Viajando al sur de Chile

Esta semana no tuve cursos y viajé un poquito al sur de Chile. Era interesante ver como el país cambiaba de norte al sur. El sur es mucho mas verde y mas frío--mas como Canadá. En el sur hay mucha influencia alemana. Aprendí, por ejemplo que entre 1848 y 1850, un millón de alemanes inmigraron a Chile. En el sur, la influencia es muy evidente por la cocina, la arquitectura y las características de varios chilenos.

Pasé dos días en Pucón, una pequeña ciudad 800km al sur de Santiago, ubicada al lado del volcán Villarrica y rodeada de montañas. La actividad popular para los visitantes es pagar mucho dinero por la oportunidad de despertarse a las 3 o 4 por la madrugada, ponerse el equipo de alpinismo en el hielo e ir de excursión con un guía arriba del volcán para ver la salida del sol. Supongo que es una experiencia maravillosa pero parece que frecuentemente está nublado arriba, y está siempre el riesgo de caer. Decidí que mi rodilla no apreciaría una caída y que mi cartera no apreciería la falta de dinero, entonces alquilé una bicicleta para descubrir la región sola (y, para despertarme a una hora mas razonable). Hice unos 50 kilómetros y vi muchas granjas, montañas, una cascada y un lago con una playa desierta (es otoño y casi todas las pequeñas tienditas están cerradas) y mis piernas estuvieron en su elemento haciendo bici por primera vez en Sudamérica. Otro día en Pucón, fui en colectivo (autobús) hasta una terma natural a unos 35 km fuera de Pucón. Era muy bonita y muy natural--tenía una pequeña cabaña para cambiarse la ropa pero sin electricidad, y sin restaurantes u otras cosas turisticas. Al ser el domingo, unas familias chilenas estuvieron disfrutando del agua caliente. La única frustración para mi fue esperar el próxima autobús que llegó 5 horas después de mi llegada.


Pasé dos días en la ciudad de Valdívia, mas cerca de la costa en la región de los ríos. Aquí también la influencia alemana es muy evidente, no solamente por la arquitectura, pero también por la cerveza y la chocolate! Hay varios locales de chocolate, lo que no había visto en otras partes de Chile. Otra vez, arrendé una bicicleta y exploré un poquito las islas y rutas alrededor de la ciudad. Paré en una cervecería grande (Kunstmann) y aproveché una degustación gratis. A lo largo del camino hubieron muchas moras maduras muy sabrosas. Un almuerzo muy rico--cerveza y muras! ....y de postre compré una empanada y agua con gas para asegurar que no tendría males efectos de la cerveza. Otra día hice una excursión en barca para ver un poquito mas de la región desde otro punto de vista. Debería mencionar también que el río Calle Calle, al lado de Valdívia está lleno de lobos marinos y cada tarde los lobos se asolean al lado del río y compiten por el lugar mas cómodo--es muy divertido mirarlos. Y, por la mañana Valdívia tiene un mercado de pesca, lleno de actividad.


Finalmente, pasé un día en Valparaíso que está ubicado en la costa mas cerca de Santiago. Creí que la temperatura sería mas caliente pero fue lo contrario. Había escuchado que la arquitectura de Valparaíso era preciosa. De echo, la arquitectura me hizo pensar en Petersburgo en Rusia por los colores y estilos. Además todos los cables eléctricos y las tranvias y colectivos y taxis y autobuses también eran como en Leningrado que conocí hace muchos años. Valparaíso estaba mucho mas lleno con aire mas contaminado de lo que había esperado pero las rutas curvadas y las vistas maravillosas y las casas balanceadas en un sitio elevado eran preciosas. Visité también Isla Negra, una ciudad a una hora y media al sur de Valparaíso. Isla Negra no es una isla y no es negra, pero la casa preferida de Pablo Neruda esta ubicada allá. Su sentido de humor y joie de vivre son claros. Aprecié mucho esta casa que da al océano. Una parte está construido como una barca y la otra como un tren. Y el mar es siempre visible.

Concerniente de mi español, debo admitir que tengo muchas frustraciones cuando intento conversar con la gente. Hay tantos regionalismos en Chile y en Argentina (y casi todos los países hispanohablantes) que tengo la impresión que están hablando otra lengua. Claro, la gente me entiende mis pequeñas preguntas, pero yo entiendo tan poco sus respuestas. En mis cursos puedo conversar con los profesores fácilmente, pero los profesores de idiomas son maestras que utilisan vocabulario mas frecuente y enuncian claramente. Y tambien, ellos están acostumbrados a entender a los extranjeros y su manera de hablar. Entonces en mis cursos tengo la impresión de que logro a conversar en este idioma, pero en la calle, tengo la impresión de que soy una principiante eterna.

4 comentarios:

Maru dijo...

¡Hola Juanita!
Es muy lindo seguir tus aventuras por Sudamérica. Los compañeros de BaW08 las estamos siguiendo.
Tu Español está mejorando mucho, los artículos son ahora más largos, como que ya tienes más confianza.
Espero que pronto tu oido capte las palabras no tan comunes de las personas con las que hablas y te sientas mas agusto escuchando.
Te mando un abrazo grande. Maru del Campo

Berta dijo...

Hola Jane,
Qué maravilla todas las experiencias que has tenido en Sudamérica. Pienso que probablemente has conocido más lugares de los que esperabas y esa visita al sur de Chile fue muy hermosa, a juzgar por las fotos que has publicado.
Pensaba que ya estabas en Canadá de regreso. Pero parece que todavía tienes otras regiones que visitar porque recuerdo que también irías a Perú ¿verdad?
Muchos cariños, cuidate mucho y hasta pronto,
Berta

Loreley dijo...

Hola Juanita!
Que lindo tener noticias tuyas de tus paseos, así estamos todas paseando también.
No te preocupes por tu oído, vas a ver que se va a ir acostumbrando a las palabras y sino, preguntalas, como hacía yo cada vez que estaba en otro lugar... sin irme muy lejos, en Salta (una provincia de Argentina) tienen palabras distintas a las que usamos en Buenos Aires, y mas de una vez tuve que preguntar que significaban! (siendo mi mismo idioma!!!). Con el tiempo las vas a agarrar a todas al vuelo y no vas a tener mas problemas.
Espero que sigas recorriendo y sacando mas de tus hermosas fotos. Nos mantenemos en contacto.
Lore

Cristina Costa dijo...

Juanita.
Que paraíso es eso vale! ;-)
Las fotos son divinas!
a cerca de la lengua - comprendo como te sientes.no es fácil cuando se habla diferente en diferente partes del país o en diferentes países.
Yo también soy una eterna estudiante.
Por mas que hable una lengua extrajera nunca lo hago con perfección. Mas apriendo siempre.
Y tu español es muy bueno.

beisitos